Concurso de Cine (2)

Nen, en el año 2015 todos los habitantes de tu país conocerán tu nombre.

Los profesores hablarán a sus alumnos de ti cómo el mayor terrorista de la extensa historia del país, pero ahora, en 1996, eres el vivo retrato del más lamentable de los fracasados.

Un perdedor en toda regla.

Tu banda de rock se ha disuelto sin haber logrado alcanzar esos efímeros 15 minutos de gloria, vuelves a vivir en casa de tu madre, tu hermana se ha largado dejándote al cargo de su hija de 1 año (de la qué nadie sabe quién es el padre) a la que llevas de un sitio para otro colgando de una mochila en la espalda, y has transformado la próspera licorería de tus padres en un supermercado abierto las 24 horas en la que no entra ni el tato.

Un aplauso.

Las dos únicas personas que no entran en el establecimiento para robar o pedir limosna, resultan ser dos maderos investigando la desaparición de un profesor de tecnología y su familia, vecino del barrio y cliente habitual de la antigua licorería de tu madre. No sabes nada, no recuerdas nada, excepto que no te devolvió los envases de su última compra. Y eso no está bien, aunqué a los polis les importa más bien poco.

Decides recuperarlos, la pasta es la pasta y no te llevará más de cinco minutos, y los encuentras al lado del portal, donde el profesor solía dejarlos habitualmente para que los recojieras. Y al hacerlo, dibujado en la pared, ves un símbolo que te suena, una mano con el dedo índice levantado y un ojo en el dorso, pero que te cuelgen si recuerdas de qué.

Es el símbolo que utiliza una secta de nuevo cuño (con el tiempo derivará en una nueva fuerza política) que cada día que pasa consigue nuevos adeptos, liderada por un tipo enmascarado al que todos llaman Amigo, tal y cómo te explican tus amigos de la infancia en una cena más bien triste de antiguos alumnos del colegio donde cursaste los estudios, y qué cómo puede ser, se preguntan, que no lo recuerdes, si ese símbolo lo inventaste tú.

Y tú claro, a cuadros, ahí sentado comiendo sushi con una cara de tonto del 15.

En babia. Y así seguirías, pero por casualidad, mientras lees en el periódico que se propaga por África un virus letal de extrañas características que provoca que sus víctimas mueran desangradas, descubres la noticia de que uno de tus mejores amigos de la infancia, al que perdiste la pista años ha, pensaba que podía volar y resulta que no y que mañana lo entierran.

Y mientras te vistes para ir a su entierro, llega a tus manos una carta escrita por él, fechada el día anterior a su muerte, en la que te insta a ayudarle a detener a la secta de Amigo, ya que planean conquistar el mundo siguiendo paso a paso las indicaciones que, de niños y como parte de un juego para matar el tiempo durante el verano de 1969, desarrollasteis en una libreta a la que llamasteis “el libro de las profecías”.

Y recuerdas que ese símbolo es el símbolo de la sociedad secreta que de niños formasteis ocho de tus amigos y tú, más aburridos que un pedófilo en un asilo, constituida con la intención de salvar la tierra de invasiones extraterrestres (flipa) o ataques bacteriológicos (casi na), por lo que elaborasteis una pequeña biblia a la que denominasteis “libro de las profecias” donde se detallaban los ataques enemigos y la manera de hacerles frente.

Y mientras comienzas a ordenar tus ideas en tu pequeña cabeza de chorlito, varias ciudades del mundo, tal y como detallasteis (contextualizando vuestras fantasías infantiles) en “el libro de las profecías”, comienzan a sufrir atentados terroristas y ataques letales de armas biológicas, y el fantasma del principio del fin del mundo empieza a dejarse ver.

Alégrate, aunqué de esta no vas a salir bien, porqué es hora de reunir a los viejos amigos para tratar de detener este maldito estropicio. Sabes que va a doler, porqué solo uno de ellos Amigo puede ser, ¿pero quién? A mi qué me registren.

Y ahí van las tres pistas:

1.- Es parte de una trilogía.

2.- “Jueeeeeega conmiiiigo”.

3.- En los títulos de crédito suena un tema de T-Rex

ENVIA LA TEVA RESPOSTA EN EL SEGÜENT FORMULARI

El vostre nom (obligatori)

El vostre email (obligatori)

Assumpte o Resposta

El vostre missatge

Sobre l'autor

Potser et pot interessar